Oscar Aguilar – Coach Espiritual

Hola María, mi corazón está agradecido por haberme acompañado y haberme ayudado a crecer personalmente y en mi carrera profesional. Durante un año acompañaste mis días alegres y días de retos dándome herramientas efectivas para picar mi propia piedra, me guiaste y para mi tú eres un ejemplo de vida y de carrera.

Cuando miro lo que creamos parece increíble y ahora tengo claro cuál es el propósito en mi vida. Voy hacia mi certificación como Coach Ontológico y me siento contento, entusiasmado y feliz por estar siguiendo mi sueño.
Antes de terminar quiero agradecerte por haber mostrado siempre disposición y flexibilidad; sobre todo por haber encontrado la dinámica exacta entre dejarme llevar mi propio paso y a la vez empujarme a retos más grandes.

Te estimo, te quiero y recibe mis mejores deseos Coach María Murillo