Rocío Olivera – Recursos Humanos

Atravesaba por un momento muy difícil en mi vida, había renunciado a mi empleo debido a que me encontraba con un cumulo de emociones encontradas dentro de los cuales sobresalía un gran desagrado hacia lo que hacia diariamente, sentía un malestar enorme hacia todas las personas a las que debía dar servicio, nada me hacia sentirme feliz ni divertida como antes.  Durante mi experiencia profesional de mas de 18 años en el ámbito de los Recursos Humanos, la pasión se había extinguido y acompañado a esto sentía una gran culpa al sentir estas emociones.

Por otro lado esta sensación de infelicidad se fue extendiendo en mi vida personal, me había alejado tanto de mi compañero de vida que ni siquiera me daba cuenta y además me encontraba totalmente aislada de mi familia y amigos porque no quería ver a nadie.

Este mal control de mis emociones me llevaron a tener crisis de pánico intensas, teniendo que pasar algún tiempo en el hospital y en recuperación posterior en casa.

Entonces fue que busqué ayuda, lo intenté con psicólogos, medicina alternativa y otras opciones hasta que en mi búsqueda encontré a María. Yo había escuchado un poco sobre el proceso así que decidí emprender este viaje del autodescubrimiento de la mano de una gran profesional.

María con su trato cálido, sencillo y amistoso me ayudo a reencontrarme conmigo misma, a identificar todo ese marco de creencias tan negativo que había alimentado desde siempre y a construir nuevas creencias y alternativas de vida.

Su invaluable ayuda me ayudo a reconocer lo valioso de mi ser, como persona, ejecutiva, amiga, esposa, hija y a quererme ¡tal como SOY! Resalto el hecho de que en el proceso encontré muchas herramientas para aprender a controlar mis emociones así como bajar mis niveles depresivos, logre ver y aceptar de manera objetiva las barreras que me impedían avanzar.

Algo muy hermoso y que valoro mucho de este proceso es haber logrado conectarme nuevamente con mi YO VERDADERO y sobre todo con mi espiritualidad así como el hacerme responsable de todo aquello que me limitaba para poder trabajarlo con amor y como ella siempre  dice UN DIA A LA VEZ , entendiendo que las respuestas están dentro de mi y que solo dependo de mi y de nadie mas para salir adelante y ser feliz siempre.

Hoy en día se que todavía hay mucho trabajo por hacer conmigo misma pero a diferencia de antes hoy cuento con herramientas muy valiosas que me fortalecen siempre que las utilizo, hoy me reconozco como alguien mas flexible, alguien que puede tomar decisiones mas libremente y enfocarme en lo que realmente me importa en esta vida que ¡es tan maravillosa!

Gracias mi amiga María, eres alguien muy especial en mi vida.