Saide Aiza – Interiorista

Hoy veo mi punto de referencia de cómo estaba y me sentía hace aprox cuatro meses. No sabía para dónde voltear y sólo preguntaba ¿por qué a mi?

HOY otra vez me siento orgullosa de mi misma, porque regrese a mi, a ser yo otra vez.

Antes me preguntaba ¿Por qué elegí mal? ¿Por qué confié en alguien que me lastimaba y me lastimaba? ¿Por qué espero algo de alguien asi? ¿Por qué tengo que empezar de cero otra vez, por mi culpa?. Regresar a casa de mis papás me hace sentir avergonzada de mi misma,  ¿Cómo permití dejarlo todo en manos de alguien mas? ¿Cómo es posible que yo, yo que me creía fuerte e independiente, haya dejado que me pase todo esto?.

Y hoy lo entiendo todo, bueno en teoría lo entiendo todo, y ahora lo llevo a la práctica todos los días, un dia a la vez.

No elegí mal, no hice mal en confiar, pasó lo que tenia que pasar y gracias a esto encontré mis heridas para sanarlas (bueno empezar a sanarlas),  entendí todo mi actuar desde mis heridas, toda esa inseguridad, esa necesidad que yo pedia a gritos, y que ahora volteo a verla (hacia el pasado) y no me siento mas así, pero tampoco me juzgo ni me culpo por haberme sentido así, ni haberme relacionado asi, encontré compasión hacia mi misma. Y ahora me siento ligera y de verdad veo colores donde antes solo me sentía gris. AHORA ME ENTIENDO.

Antes me deprimía mucho pensar que estaba empezando de cero, que ni siquiera sabía por dónde empezar ni que hacer y HOY agradezco que la vida me haya ‘obligado’ y bueno la cuarentena también, me hayan ‘obligado’ a venir a vivir con mis papás, este tiempo en mi casa cuatro meses, ha sido de PURA TRANSFORMACIÓN para mi, un regalo para mi crecimiento personal, para volver a conectar conmigo misma y ver la vida otra vez como un mundo infinito de posibilidades para mi.  Ha sido un: «te concentras en ti misma o te concentras en ti misma» no hay de otra.  Y antes no lo veía así y hoy lo agradezco.

Supe reconocer que todo lo que le llegué a dar a alguien: amor, atención, confianza, tiempo, todo esto lo di de corazón, y ahora aprendo que eso lo tengo en mi y esta bien, sólo que ahora en lugar de dárselo a alguien mas es dármelo a mi. Y eso lo escojo un dia a la vez. Asi lo estoy llevando. 

Este tiempo con mis papás al principio fue difícil, pero ahora yo en un estado mas consciente, los volvi a conocer, a conocerlos individualmente y aprender a comunicarme con ellos, los veo yo desde mi punto de vista mas ‘maduro’ y pues no todos los días es risas y amor, pero hemos mejorado la comunicación y la relación.

Me siento ligera, me siento consciente de mis decisiones, escojo lo que quiero para mi, escojo no involucrarme en una platica que no me gusta, no ver ni hacer lo que no me hace click, etc, y entiendo que sin ser egoísta, eso está bien. Hacer sólo lo que yo quiero y elijo que me hace bien.

Hoy reconozco todo lo que siento y soy y tengo claro hacia donde dirigir eso, y es hacia mi. Estar bien conmigo misma es fundamental para mi relación con el mundo exterior. Sé que tengo que cuidarme y atenderme a mi. Por ejemplo descubrí que me gusta meditar, me gustan esos 20 minutos en la mañana donde agradezco y medito, y me hace empezar el día mas consciente.

Hoy entiendo que cada quien actúa desde su punto de ‘vida’, sus elecciones, sus acciones, no pongo expectativas en nadie mas, porque entiendo que no puedo controlar como actúen ni que digan las demás personas, lo único que puedo controlar es lo que yo diga, piense o haga, y eso es en lo que me enfoco para mejorar, eso es elegir mi paz y mi bienestar, elegirme a mi.

No me culpo más por todo lo que ‘permití’ que me pasara o que me ‘lastimaran’ como lo veía yo. Aprendi a perdonar y soltar, era algo que tenia que vivir y ESTA BIEN. Algo que me llevo a que en este momento exacto de mi vida me volviera a encontrar conmigo misma y lo agradezco y de verdad creo que no hubo un mejor momento (hablando de tiempos de cuarentena).

Y agradezco también por tus enseñanzas y compartirme todas estas herramientas. 

GRACIAS MARIA.

 

Interiorista