¿Alineado o Desalineado?

Las emociones son tu brújula
Por María Murillo

Haz sido creado con una perfección absoluta, que te hace un ser único e irrepetible, lleno de una capacidad ilimitada para diseñar y rediseñar tu vida, para inventarte y reinventarte una y otra vez.

Pero ¿qué es lo que te aleja o acerca al verdadero SER que eres? Las experiencias y sobre todo, las emociones que esas experiencias te provocan. Las emociones por tanto, se convierten en TU BRÚJULA para reconocer que tan alineado o desalineado estás con tu SER.
Las emociones se convierten en tu mejor guía o indicador de la cercanía a tu verdadera esencia.

Cuando las emociones que experimentas son positivas: alegría, paz, felicidad, gozo, gratitud, amor, compasión, entusiasmo, fuerza, perdón… estás alineado con tu SER. Si las emociones son negativas: tristeza, dolor, frustración, queja, impotencia, odio, abandono, rencor, venganza… estás desalineado con tu SER.

Cuando algo te afecta y sientes alguna emoción negativa experimentas CONTRASTE, mismo que te da CLARIDAD de lo que deseas. Por ejemplo, cuando te ves perdido inmediatamente sabes que lo quieres es encontrar el camino, o bien cuando pruebas un plato de sopa fría, en automático deseas calentarla. Lo mismo te pasa a cada momento que vives alguna emoción negativa, vale la pena vivirla porque al hacerlo experimentas el contraste de lo que sí quieres y ello origina un nuevo y verdadero deseo.

Sin embargo es TU DECISIÓN moverte hacia una mejor emoción para no quedarte atorado con algo negativo ¿Cómo? encontrando un motivo para sentirte mejor, un pensamiento, una situación, un sonido, una imagen, cualquier cosa que sepas que te hace sentir mejor y mejor y mejor.

Y es así como sintiéndote mejor estarás más alineado con tu verdadero YO, con esa esencia que no olvida que has venido única y exclusivamente a ser feliz, a disfrutar, a crear, a expandirte y fluir con la vida y todo cuanto hay en ella.